¿Os cuento uno de vascos?

“Desde los Pirineos se contempla el paisaje más hermoso que pueda imaginarse. Plácidos bosques, ríos enfurecidos, y montañeros vascos de desde tiempos inmemoriales han estado luchando contra Francia o España. De vez en cuando algún turista americano es capturado como rehén. Entonces, cuando alguien está atrapado y necesita que le rescaten, normalmente recibo una llamada”.
Así empieza este capítulo de MacGyver que tiene lugar en las tierras vascas. ¿Qué se puede decir que este hombre no haya dicho ya? Además vemos una ambientación un tanto extraña… En el medio del bosque(aparentemente tropical) aparece el campamento de los ‘montañeros vascos’, donde unos tíos con cara de un montón de cosas antes que de vascos (pero eso sí, con sus txapelas para que no se note), están haciendo gimnasia en plan miliciano, mientras de fondo se oye una música ‘tradicional vasca’.
También se ve a algún vasco con su pastor alemán, y montones de bananas colgadas de postes (pues todos sabemos que el mejor es el plantano de euskadi… ¡por las motitas!). También desvela uno de los secretos mejor guardados de su familia: Un día su madre intentó hacer un plato vasco, pero no le salió muy bien.
Ver para creer…