Ahí queda eso.

“La fuerza… ¡y la padre que te parió!”

Comeflores, hace 3 minutos