Te corto los huevos

Cuanto más lo escucho, más me río.

«Â¿Oístes?»