Archivo friki de Febrero de 2011

Instalar Ubuntu Linux en un portátil HP con 4 particiones primarias

2011023

No suelo poner cosas de éstas por aquí, pero como es mi blog y hago lo que me da la gana, y es una información que no he encontrado por ahí, y que creo interesante compartir, pues la publico aquí.

Hace poco me compré un portátil nuevo. Como me he dado cuenta que el principal uso que le doy al portátil es el de ver películas y series (no el único, por supuesto, pero sí lo uso varias veces a la semana para eso) decidí que debía comprarme un portátil de 17 o 17,3 pulgadas. Tras mucho comparar y rebuscar, me decidí por un HP Pavilion dv7-4160, que sin bien no es superpotente, ya que es un i3, es bastante equilibrado y entraba en mi presupuesto:

Pues bien, me disponía yo a instalar Ubuntu en el portátil cuando descubrí que el portátil viene de fábrica con 4 particiones primarias, que es el máximo que se puede tener en un disco. Para poder tener más de 4 particiones hay que crear una partición extendida, dentro de la cuál se pueden crear particiones lógicas, pero la partición extendida también cuenta para las 4 particiones, con lo que tal como viene el portátil no se pueden crear nuevas particiones, hay que cargarse algo. Yo no quería perder funcionalidades, como la posibilidad de restaurar la imagen de Windows si fuese necesario, así que busqué en foros, descubriendo que es habitual que los Pavilion vengan así, y en todas partes dicen que hay que cargarse una de la particiones. Como norma general, recomiendan cargarse la de restauración, ya que se pueden crear unos discos de recuperación (que a mi modo de ver deben crearse en cualquier caso en los primeros días, y guardarse a buen recaudo), pero a mí no me acababa de convencer lo de cargarme funcionalidades que podría echar de menos algún día.

Las particiones que tenía son las siguientes:

  • /dev/sda1: Una partición NTFS con la etiqueta ‘SYSTEM’ de 199 MB
  • /dev/sda2: La partición del sistema operativo, que ocupa casi todo el disco
  • /dev/sda3: La partición de recuperación, partición NTFS con la etiqueta ‘RECOVERY’ de 20.88 GB
  • /dev/sda4: Una partición FAT32 con la etiqueta ‘HP_TOOLS’ de 103.02 MB

Tras hacer varias pruebas conseguí tenerlo todo funcionando, así que dejo aquí los pasos que seguí para ahorrarle a alguien horas de creaciones, borrados y resturaciones de particiones:

  • Hacer una imagen de /dev/sda2 para poder restaurarla después. Yo he utilizado SystemRescueCD, concretamente la utilidad partimage. Podéis encontrar información detallada sobre cómo hacer el backup en este artículo.
  • Eliminar la partición /dev/sda2, de la que acabamos de hacer un backup, y crear en su lugar una partición extendida. Dentro de la extendida, crear una partición lógica NTFS al principio de la partición, que vamos a utilizar para el sistema, una partición ext4 para Ubuntu y una partición swap. Los tamaños, a gusto de cada uno. Solamente debemos tener en cuenta que la partición NTFS debe tener suficiente espacio para restaurar la imagen que hemos creado antes. Si queremos más particiones no debería haber problema, pero yo no lo he probado. Todas estas operaciones se pueden hacer con GParted, que viene en el SystemRescueCD y en CD de Ubuntu.
  • Restaurar la imagen que hemos creado en el primer paso en la partición lógica NTFS creada en el segundo paso. Lo podéis hacer con partimage, que es el que hemos utilizado en el primer paso.
  • Arrancar el equipo. Éste detectará que hemos hecho cosas raras y hará unas gestiones para reparar el aranque de Windows. Tras estas operaciones tendremos Windows 7 arrancado.
  • Instalar Ubuntu con normalidad en la partición ext4 creada en el segundo paso.

Una vez terminado el proceso, tendremos Grub instalado para escoger el sistema a arrancar en cada momento. Ahora algunas consideraciones:

  • Las herramientas de diagnóstico siguen siendo accesibles desde el menú al que se accede pulsando ESC durante el arranque, pero para acceder al sistema de recuperación tendremos que hacerlo desde una de las entradas creadas automáticamente por Grub, y que por defecto se llama ‘Windows Vista (loader) (on /dev/sda3)’
  • Como derivado de lo anterior, si nos cargamos Grub no podremos acceder a la partición de recuperación del sistema para restaurarlo. Es más una molestia que un problema, ya que es fácil recuperar Grub, pero el que avisa no es traidor 🙂
  • Si decidimos restaurar el sistema con la herramienta de recuperación, dicha herramienta se lo carga todo. Es decir, no se limita a recuperar Windows en la partición en que éste se encuentre sino que nos deja el equipo como venía de fábrica, con sus 4 particiones primarias.

Dese aquí simplemente intento contar mi experiencia por si a alguien le es útil, pero como podréis imaginar no puedo ofrecer ninguna garantía de que el proceso funcione en vuestros equipos. En cualquier caso, espero que le sea útil a alguien.