Archivo friki de la categoria Literatura

‘Friki’ entra en la RAE

20120624

Aunque la entrada va de terminología, esta vez no voy a entrar en pedanterías, o al menos no más de lo normal. Simplemente me ha parecido que, dado el blog en el que escribo, debía hacerme eco aquí de la inclusión de ‘friki’ y ‘blog’ en el diccionarío de la RAE.

No son las únicas, sino que con ellas se han reconocido otras palabras tecnológicas, como ‘USB’, y otras más humanas, como ‘culamen’ o ‘canalillo’. Pero, señores, todo esto seguirá siendo insuficiente mientras no nos digan cómo se pronuncia la arroba.

Nivel 26

20120117

Hace ya un tiempo contactaron conmigo desde la editorial Planeta enviándome un extracto (que podéis leer aquí) de la novela ‘Nivel 26’, de Anthony E. Zuiker y Duane Swierczynski, y ofreciéndose a enviarme un ejemplar de la novela a cambio de que escibiese un artículo sobre ella en mi blog. Acepté, y en estos últimos días he tenido por fin algo de tiempo libre para leerla, así que aquí está el artículo.

Primero, la introducción que se puede leer en la contraportada (y que aparece también, aunque con sutiles cambios, en el extracto antes enlazado):

Entre el personal de los cuerpos de seguridad es bien sabido que los asesinos se clasifican según su pertenencia a uno de los venticinco niveles de maldad: de los ingenuos oportunistas del nivel 1 a los organizados asesinos torturadores que pueblan el nivel 25.
Pero hay algo que casi nadie sabe, a excepción del innominado grupo de investigación de élite que se encarga de dar caza a los asesinos más peligrosos del mundo, un conjunto de hombres y mujeres que no se menciona en ningún registro oficial. Ellos saben que se ha puesto en marcha un proceso para definir una nueva categoría de asesinos: el nivel 26 de crueldad.
Y sólo un hombre pertenece a ese nivel.

Sí, ya sé, tiene un preocupante tufillo a best seller. Si además os digo que el libro viene cerrado con una cinta que dice “Del creador de CSI llega la primera novela que cruza el umbral del papel”, veréis que el tufillo se hace aún más intenso. Entonces, ¿por qué he aceptado? Pues por dos razones: La primera es que el libro se presenta como una nueva experiencia que “revolucionará el concepto de lectura tal y como lo conocemos” y, si bien no me creía la mitad, me picaba la curiosidad. La segunda razón es, simplemente, que de vez en cuanto leo best sellers, y no me avergüenza confesarlo, así que aquí tenía una oportunidad de leer uno que se presentaba como algo novedoso. Ah, sí, tambíen porque It’s free, claro 😀

Haz clic para ampliar

Ahora que he terminado de leerlo, puedo confirmar que, efectivamente, es un best seller 100%, con su montaña rusa de subidas y bajadas y sus giros en la trama más o menos intrigantes que buscan un “venga, solo un capítulo más” en el lector. Y quien busque eso no quedará defraudado.

Por el contrario, si alguien llega al libro buscando la experiencia revolucionaria que parece prometer, se llevará una gran decepción. El contenido adicional al que se puede acceder son simplemente fragmentos de vídeo (ciberpuentes, los llaman los creadores) a los que el libro nos envía cada cierto número de páginas. Estos vídeos están en V.O.S., si bien en algún capítulo se olvidaron de los subtítulos, lo que dificultará seguir el hilo para los que no sepan inglés. Para más inri, aunque no se puede decir que estos ciberpuentes sean horribles, la verdad es que en muchas ocasiones no aportan nada a la trama, además de que con frecuencia hacen gala de un más que cuestionable criterio en lo que al montaje se refiere, resultando demasiado caóticos. Además, cuando la novela nos envía a estos vídeos nos ofrece un adelanto acerca de lo que tratarán, y éste no siempre va completamente acorde al vídeo al que llegamos.

En cualquier caso hay ya dos entregas más disponibles, por lo que supongo que el libro habrá tenido cierto éxito. Por mi parte, mi resumen de la experiencia es el que habéis leído, y que se sintetiza en lo siguiente: ¿buscas un best seller que te tenga enganchado unos días? Adelante, encontrarás lo que esperas. ¿Buscas la reinvención del concepto de lectura que promete? No tires tu dinero y sigue buscando.

2 libros frikis en 3 días

20110324

Pues sí:

Clic para ampliar

El lunes me llegó por fin ‘Ultraviolencia’, de Miguel Noguera y ayer me regalaron ‘Interneteo y aparatuquis’, de Mauro Entrialgo, así que me toca gozarlo con dos libracos de dos de mis humoristas rarunos favoritos.

Aunque soy de los que gustan de leer en el móvil, todavía veo interesante el formato papel para las obras gráficas (al menos hasta que me compre una tablet). Además, como buen friki, me gusta disponer de ciertos tesoros en formato tangible.

Bonus: En ambos libros la presentación es de Nacho Vigalondo, mira tú qué casualidad.

Manifiesto “En defensa de los derechos fundamentales en Internet”

2009123

Porque esto es un puto cachondeo, joder.

Ante la inclusión en el Anteproyecto de Ley de Economía sostenible de modificaciones legislativas que afectan al libre ejercicio de las libertades de expresión, información y el derecho de acceso a la cultura a través de Internet, los periodistas, bloggers, usuarios, profesionales y creadores de Internet manifestamos nuestra firme oposición al proyecto, y declaramos que:

1. Los derechos de autor no pueden situarse por encima de los derechos fundamentales de los ciudadanos, como el derecho a la privacidad, a la seguridad, a la presunción de inocencia, a la tutela judicial efectiva y a la libertad de expresión.

2. La suspensión de derechos fundamentales es y debe seguir siendo competencia exclusiva del poder judicial. Ni un cierre sin sentencia. Este anteproyecto, en contra de lo establecido en el artículo 20.5 de la Constitución, pone en manos de un órgano no judicial -un organismo dependiente del ministerio de Cultura-, la potestad de impedir a los ciudadanos españoles el acceso a cualquier página web.

3. La nueva legislación creará inseguridad jurídica en todo el sector tecnológico español, perjudicando uno de los pocos campos de desarrollo y futuro de nuestra economía, entorpeciendo la creación de empresas, introduciendo trabas a la libre competencia y ralentizando su proyección internacional.

4. La nueva legislación propuesta amenaza a los nuevos creadores y entorpece la creación cultural. Con Internet y los sucesivos avances tecnológicos se ha democratizado extraordinariamente la creación y emisión de contenidos de todo tipo, que ya no provienen prevalentemente de las industrias culturales tradicionales, sino de multitud de fuentes diferentes.

5. Los autores, como todos los trabajadores, tienen derecho a vivir de su trabajo con nuevas ideas creativas, modelos de negocio y actividades asociadas a sus creaciones. Intentar sostener con cambios legislativos a una industria obsoleta que no sabe adaptarse a este nuevo entorno no es ni justo ni realista. Si su modelo de negocio se basaba en el control de las copias de las obras y en Internet no es posible sin vulnerar derechos fundamentales, deberían buscar otro modelo.

6. Consideramos que las industrias culturales necesitan para sobrevivir alternativas modernas, eficaces, creíbles y asequibles y que se adecuen a los nuevos usos sociales, en lugar de limitaciones tan desproporcionadas como ineficaces para el fin que dicen perseguir.

7. Internet debe funcionar de forma libre y sin interferencias políticas auspiciadas por sectores que pretenden perpetuar obsoletos modelos de negocio e imposibilitar que el saber humano siga siendo libre.

8. Exigimos que el Gobierno garantice por ley la neutralidad de la Red en España, ante cualquier presión que pueda producirse, como marco para el desarrollo de una economía sostenible y realista de cara al futuro.
9. Proponemos una verdadera reforma del derecho de propiedad intelectual orientada a su fin: devolver a la sociedad el conocimiento, promover el dominio público y limitar los abusos de las entidades gestoras.

10. En democracia las leyes y sus modificaciones deben aprobarse tras el oportuno debate público y habiendo consultado previamente a todas las partes implicadas. No es de recibo que se realicen cambios legislativos que afectan a derechos fundamentales en una ley no orgánica y que versa sobre otra materia.

Libros en el móvil

20091019

Justo ahora que todo el mundo está esperando la bajada masiva de precios en el sector de los libros electrónicos, vengo yo a tocar los cojones diciendo que “no me interesa“. Hace un tiempo, cuando me compré la PDA os comenté que me gustaba leer libros en aparatos “electrónicos”. Los argumentos para preferirlos a los libros en papel, que ya he tenido que defender en persona más de una vez, son los siguientes:

  • Comodidad: Los libros físicos exigen unas condiciones de luz que no siempre tengo en donde quiero leer. La cama, por ejemplo, es uno de los lugares en los que más leo, y me parece extremadamente incómodo leer libros físicos allí. La luz te hace sombra de mil maneras, si intentas leer tumbado boca arriba el libro te pesa… una pantalla retroiluminada y un aparato ligero ayudan mucho.
  • Facilidad de obtención: Me resulta mucho más cómodo disponer de un libro en formato digital para a continuación transferirlo al dispositivo que quiera que tener que estar haciendo visitas a la biblioteca cada dos por tres, y mejor ni hablamos de tener que comprar todos los libros que leo.
  • Espacio: No tengo donde guardar más libros. Aunque por todo lo anterior pueda parecer que el papel no entra en mi casa, realmente tengo ya demasiados libros en papel, amontonados por todas partes, y no tengo sitio para guardar más.
  • Portabilidad: Es mucho más sencillo cargar con un dispositivo digital que con un libro, sobre todo si te gusta leer tochos.

Como imaginaréis, los lectores de libros electrónicos no me interesan por compartir ciertas incomodidades con el libro físico. Estamos hablando de dispositivos no retroiluminados, y generalmente no muy pequeños. Me parecen interesantes como geek que soy, pero no son una solución que yo vaya a adoptar.

Durante bastante tiempo estuve leyendo libros en la PDA, pero finalmente acabé migrando a otro sistema por dos cuestiones: La autonomía de la PDA, que es una basura, y la portabilidad. La PDA, aunque sea más pequeña que un ejemplar de Los Pilares de la Tierra, seguía resultando un poco ladrillo.

Así que hace unos meses he vuelto a la solución que utilizaba antes de la PDA, y que ha resultado ser la más equilibrada: leer libros en el móvil. Sí, ese gran desconocido. Siempre lo llevo encima, por lo que los libros no me suponen un espacio adicional, y siempre tengo batería, por lo que la autonomía tampoco es un problema. Hoy en día muchos de los móviles del mercado tienen una pantalla con un tamaño y resolución perfectamente aceptables para la lectura de libros. Recientemente he cambiado mi móvil por un Nokia 5800, en el que es especialmente cómodo hacerlo, pero antes tenía un Nokia 6120 Classic y lo hacía igualmente.

Y todo este megaprólogo para presentaros el programa Book Reader by TequilaCat. Se trata de un programa freeware para Windows que permite coger cualquier archivo de texto y convertirlo en un libro, con su software de lectura, en formato Java, de modo que funciona en casi cualquier móvil de los últimos años. El software nos permite elegir el tipo de terminal que tenemos, a fin de optimizar al máximo el resultado final, y solamente tenemos que transferirlo a nuestro teléfono e instalarlo.

Existen otras soluciones que ofrecen esta funcionalidad, pero lo que más me ha sorprendido de este software es lo completa que es la aplicación Java resultante, a nivel de opciones de configuración, visualización, etc. Aunque la interfaz del software en el que se generan los archivos es un poco Windows 3.11, en los archivos java resultantes la estética está mucho más cuidada, y hay tantos ajustes que se pueden realizar que cualquiera puede adaptarlo fácilmente a sus preferencias. Y para los que no quieran comerse la cabeza, no es necesario tocar ninguna opción: En cuanto se instala el libro en el móvil se puede empezar a leer. Para los que no hayáis leído nunca un libro en un dispositivo electrónico, decir que no es como abrir un documento en vuestro ordenador, que siempre se abre en la primera página, sino que este software se queda en la página en que lo habéis dejado para que solo tengáis que iniciar la aplicación para retomar la lectura.

En resumen, para mí es la opción perfecta. Y para los que nunca lo habéis probado, os animo a hacerlo. Por supuesto, no es algo para todo el mundo, y para los románticos que necesitéis pasar hojas de papel para tener una experiencia de lectura completa, no servirá. Pero seguro que sí lo hará para otros muchos.

Cómo convertirse en un hijo de puta

20090313

Hace tiempo que mi hermano me regaló este libro, pero hasta estos últimos días no había podido dedicarle la atención que se merece:

Hay que decirlo más

Ahora que me lo he leído en condiciones, puedo decir que es 100% recomendable. Como veis, el título del libro es muy descriptivo. Se trata de recopilar todo tipo de coñas y análisis hilarantes, creando el manual definitivo del hijoputismo en clave de humor. Y, todo hay que decirlo, el libro está plagado de detalles, empezando por la portada, en la que las palbras “HIJO” y “PUTA” están recortadas, dejando ver la primera página, para (según el propio libro explica) colocar la cubierta desplegada sobre la espalda de alguien que se haya quedado dormido al sol en la playa, dejándolo así marcado para unos días. Además, todas las páginas (y son 80) tienen su rima del tipo “12 – se me empina con el roce”. Y sí, en el 5 está la que todos imagináis.

En general es un gran libro, sobre todo para todos aquellos aficionados al humor de Mauro Entrialgo. Personalmente me gusta mucho su trabajo, un poco friki de vez en cuando, y especialmente me quedo con las “Propuestas para frases hechas y nuevos refranes”. Si queréis más material de él, no os perdáis su blog de Público, Plétora de piñatas.

5 libros frikis

20070522

Esta entrada deriva de una conversación (meses ha) con naniña, en la que confeccionamos una lista con los mejores / más importantes libros frikis. Originalmente era más larga, pero la he depurado reduciéndola a 5. Por supuesto hay libros buenísimos que se han quedado fuera, y seguramente que tarde o temprano, según vaya leyendo más, tendrán que ir saliendo libros de la lista para dejar paso a otros, pero de entrada la lista queda así:

“Un anillo para gobernarlos a todos…”

El Señor de los Anillos, de J.R.R. Tolkien: Por supuesto, contaremos la trilogía como un único libro. No puedo decir nada que no se haya dicho ya sobre ésta novela… aunque sea para típicos frikis, está claro que es todo un logro hacer tres libros sobre gente andando.

Sigue al conejo blanco…

Alicia en el país de las maravillas, de Lewis Carroll: Muchos se rieron de mí cuando decidí leer este libro a los 22 años. No saben lo que se pierden. Máximo exponente del ‘Es mi historia y hago con ella lo que quiero’, la palabra para definir este libro es ‘delicioso’. Me lo leí hace unos meses por última vez y ya estoy deseando repetir.

“¡La puerta está abajo!”

La saga de Ender (la primera), de Orson Scott Card: La descubrí hace muy poco, en Enero, cuando Tiwi me regaló el primer libro de esta serie, y me gustó tanto que enseguida me compré los otros tres. Una historia escrita sin grandes florituras, directa al grano, sencilla pero compleja al mismo tiempo… en cualquier caso muy recomendable.

El imperio galáctico, la psicohistoria, Hari Seldon…

La trilogía de La Fundación, de Isaac Asimov: Aunque hay otros títulos incluídos dentro del Ciclo de las Fundaciones, ya que se trata de ponerse selectivos me quedo con la trilogía original. Qué decir de ella… sencillamente increíble. Despertó mi afición a la ciencia-ficción en general, y a Asimov en particular. Indispensable.

“La guerra es la paz, la libertad es la esclavitud, la ignorancia es la fuerza.”

1984, de George Orwell: Una obra maestra. Los que la hemos leído la utilizamos como referencia continuamente, refiriéndonos a ciertos libros o películas como ‘tipo 1984’. Un futuro hipotético, una sociedad reprimida, manipulación hasta la saciedad… me encanta.

Y se quedan fuera de la lista grandes obras como Criptonomicón (sobrevalorada, pero en cualquier caso muy interesante y original), La naranja mecánica (Tremenda novela) o Un mundo feliz (Claro ejemplo de novela tipo 1984). También decir que la lista no está ordenada por ningún criterio.

ShitWorld

20051222

Sé que últimamente mis posts empiezan pidiendo disculpas por la tardanza en actualizar, etc. No es falta de ideas, temas, artículos o sucesos sobre los que escribir. Simplemente quizá soy muy selectivo escogiendo qué entra en mi blog y qué no entra. Y que esto no de pie a comentarios del tipo “Cuidado, fiera elitista”, porque no van por ahí los tiros. Sencillamente es mi blog y hay cosas que, aunque me parezcan interesantes, no me parece adecuado meterlas aquí por un sinfín de razones. Que no tengo que seguir una línea en ningún sentido, que un blog es libre, ya lo sé. Pero precisamente esta libertad es la que me permite decidir qué ecribo aquí y qué no escribo.
Y después de esta parrafada de paranoias mentales y justificaciones varias, pasamos al tema que nos ocupa en esta ocasión:
Resulta que acabo de terminar de leer un relato que me ha gustado mucho. El autor, Alfredo de Hoces García-Galán, ha ganado con él el IV Concurso de Novela YoEscribo/Fundación Cabana, y lo ha publicado bajo licencia Creative Commons. Resumiendo mucho, ésto quiere decir que la puedes copiar y distribuir libremente, pero siempre citando al autor (Para una información más completa, en internet está todo).
El relato se puede leer completo aquí (Aviso, mas os vale tener resolución de pantalla de al menos 1024×768 y maximizar la ventana de navegador, porque si no no se lee).
El relato en sí se titula “Fuckowski, Memorias de un ingeniero” y habla un poco de las miserias de la vida, las inquietudes que le pueden surgir a uno en una sociedad ya estructurada desde mucho antes de que nosotros hayamos nacido, del día a día de alguien que vive viendo cómo el dinero hace que los incompetentes pasen por encima de tí, y tengas que aguantar que tus superiores t den clases sobre cosas en las que tú les das mil vueltas… En el relato se entremezclan los sentimientos y las vivencias, con un marcado tono de humor, con pasajes dramáticos y sentimentalistas, con mucha crítica social… Pero ojo, no se trata de tópicos. Leyendo la descripción que he hecho temo que nadie se vaya a animar a leerlo… Os lo aseguro, vale la pena, en hora y media se lee completo y… Bueno, ya me contaréis. Podéis leer un artículo sobre el libro aquí.
Por cierto, si a alguno le gusta mucho, podéis comprar un ejemplar firmado por el autor en la propia página web en la que está el libro, que es la bitácora del autor.