Galicia arde

Galicia arde. Así de duro suena, y así de duro es en realidad. Y al quinto día de incendios es cuando a nuestro querido gobierno se le ocurre pedir ayuda a la Unión Europea. Pero esto no es lo peor. Lo peor es que el presidente de la Xunta, el Sr. Touriño, dice que la situación está controlada. Exactamente con estas palabras. Y “advierte contra los alarmismos”. Menos mal que alguien mantiene la calma aquí, porque los demás somos todos unas nenas. Nos aparecen poco más de 100 incendios y ya estamos dramatizando… La situación no es para tanto. Sí era alarmante el tema del Prestige, aunque no hubo víctimas humanas. Ahora, aunque han muerto ya tres personas, la situación no está tan mal. ¿Y por qué? Porque el PP estaba en el poder. Tanto en la Xunta de Galicia como en el gobierno central. Y al PSOE, como oposición que era, le tocaba quejarse. Pero ahora que son ellos los que están viviendo una crisis, lo mejor que saben hacer es restarle importancia.
Yo me harté de criticar al PP cuando fue lo del Prestige. Rajé de toda esa gentuza a diario. Me parecía increíble que se estuviesen lamiendo el culo unos a otros en vez de preocuparse por todas esas toneladas de fuel que llegaban a las playas. Y me quejé como el que más.
Entonces llegó Zapatero como divino portador del cambio. Y como muchos estábamos realmente cansados de tanta escoria política pepera, decidimos tirar de voto útil. Yo, aunque me arrepiento, voté al PSOE en las generales y en las autonómicas. Confié en que algo cambiaría. Confié en que ellos podían ser distintos. Y me equivoqué.
La historia se repite. Cambia al Prestige por los incendios, cambia a PP por PSOE, y al final todo es la misma mierda con distintas moscas. Las declaraciones de Touriño me recuerdan al famoso “Shalen unosh hilitosh” del Sr. Rajoy. Esos famosos “cuatro regueros que se han solidificado con aspecto de plastilina en estiramiento vertical”.
Sin ánimo de unirme a las filas peperas, he de decir que el PP tiene razón en algunas cosas. Por ejemplo, en lo de los bomberos con experiencia que se quedaron sin plaza por no tener un título de lengua gallega.
Y todo sigue (y mucho me temo que seguirá) siempre así. Y yo cada vez estoy más asqueado de la política. Porque está claro que a los políticos, sean del color que sean, les importamos una mierda. Y mientras los que están en el poder mandan estupendos mensajes tranquilizadores y la oposición raja de la mala administración, Galicia se quema. No quiero ni saber cuantas hectáreas se han quemado ya. Porque me dan escalofríos sólo de pensarlo.

Edito: Lo de que los bomberos necesitaban el gallego no está nada claro. Parece ser que se pide el gallego para las oposiciones(sean de bombero o no) y que también se hacía así en la época pepera. Por otra parte yo he visto (en Antena3, claro) a un bombero diciendo que hasta este año había trabajado como tal, pero que ahora no lo habían contratado por no tener el título de gallego, asi que… yo no digo nada.