Acer Aspire One

Bonito, ¿verdad?

Continuando mi experiencia con ultraportátiles, que empecé con el Eee, hoy me compré el famoso Acer Aspire One. Y lo tuve que devolver a las 3 horas, ya que al acceder a las configuraciones (cambio de contraseña, configuración del touchpad, configuración Wifi) se quedaba bloqueado el touchpad. El equipo seguía respondiendo al teclado, pero el cursor no se movía hasta que se reiniciaba.

Por cierto, que para devolverlo me he tirado en Hiper Planet más de hora y media (mientras le hacían pruebas y reinstalaciones para verificar que estaba mal), y he podido comprobar lo limitada que es esta cadena en lo que respecta a devoluciones, en contraposición a otras del gremio. Tenían carteles anunciando su garantía de cambio/devolución de 15 días, donde aparecían como excepciones los equipos de higiene personal, móviles, baterías, equipos informáticos, consumibles, electrodomésticos grandes… Vamos, que el cartel casi se podría sustituír por “Las tostadoras se pueden cambiar o devolver”.

El caso es que no había más unidades, así que me han devuelto el dinero. Ahora me voy de viaje, pero en cuanto vuelva miraré a ver dónde lo hay para hacer un segundo intento. Parece que los ultraportátiles no me quieren 🙁