Toca retractarse…

Es cierto, soy culpable de haber hablado mal del iPhone. Y tengo que admitir, después de ver éste vídeo, que ciertamente es un gadget revolucionario. Pero es que hasta que ví este vídeo no sabía que el iPhone se podía usar como afeitadora, ecógrafo, cinta de correr, granada de mano… y como dice al final del vídeo “It’s also a hard to use cellphone…” (“También es un teléfono difícil de usar…”).